Monumento a Jorge Juan. Plaza del Descubrimiento, Madrid
«El último esfuerzo de esta liberalidad, y de este celo, fue la generosa resolución, que el Rey Christianisimo hizo comunicar a la Academia, por medio del Conde de Maurepas, Ministro, y Secretario de Estado de la Marina de Francia, de que determinase del modo más plausible, esta célebre questión, embiando a sus expensas dos tropas de los Miembros mas ilustres de su sabio Cuerpo, una al Norte, para medir un grado, lo más cercano que pudiesse ser al Polo, y otra a la América, para medir otro, lo mas cerca no, que pudiesse ser al Equador.»
Jorge Juan y Antonio de Ulloa. Observaciones astronómicas y phisicas hechas de orden de S. Mag. en los Reynos del Perú …